Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP)

Por:
dom, 19 de jul de 2009 a las 19:29:56PM -0430
Pinext

 Factores de índole política, económica y social se conjugaron para hacer posible la constitución del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa. Pero o determinante fue la comprensión por parte de un grupo de periodistas, de la necesidad de regular las relaciones laborales de quienes trabajan en la prensa. Un primer intento se hizo en 1936, cuando se fundó un sindicato de periodistas. Pero el esfuerzo fue fallido. Venezuela estaba saliendo del ostracismo que imperó durante a dictadura gomecista. Para la época circulaban en Caracas  los diarios La religión, La Esfera, El Universal, ElHeraldo y Ahora, además de los semanarios humorísticos Fantoches y El Morrocoy Azul. Más trade en septiembre de 1941, aparece el tabloide Últimas Noticias fundado y dirigido por Kotepa Delgado, Pedro Beroes, Victor Simona D´Lima y Vauhan Salas, quienes dan un vuelco a la prensa tradicional al desarrollar las técnicas modernas de periodismo. Dos años más tarde, en 1943, aparece El Nacional.Por una vía paralela, la Asociación de Escritores y Periodistas constituída el 29 de diciembre de 1935, había recorrido un importante trecho en la defensa  de  la libertad de prensa. Otro anto venía haciendo la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), creada el 20 de agosto de 1941 para defender el Estatuto Jurídico, económico, moral y social de los periodistas venezolanos y extranjeros que trabajaban en el país. Sin embargo, la AVP no podía satisfacer las aspiraciones de los periodistas en cuanto a la necesidad de regular las relaciones laborales. Hasta ese entonces, para los periodistas no existía horario, gasto de transporte o viáticos de movilización por parte de la empresa. Los sueldos eran irrisorios: iban desde 0 bolívares más cinco céntimos por centímetro/columna publicado, hasta cerca de 300 bolívares. Pero la AVP poco podía avanzar en este sentido.

Era una organización gremial de tipo profesional  con radio de acción en la esfera político-gremial, ética y cultural, sin diferencia de clase ni de enfrentamiento a los patronos. Allí coincidían dueños de periódicos, periodistas y fotógrafos. Su lucha fundamental era por la libertad de expresión e información, con lo cual también coincidía  desde su fundación el Sindicato. El SNTP era una agrupación para los asalariados cuya función primordial era abogar por los intereses económicos y sociales de los profesionales del periodismo.

Para 1946 había un largo trecho ecorrido tras la dictadura de Gómez. El esfuerzo fallido de 1936 cobraba importancia. Ya con Medina se habían logrado importantes libertades. Y la “Revolución” de  octubre de 1945 abría nuevos horizontes. En el campo laboral se impulsaba la constitución de los sindicatos. El ambiente era otro y las condiciones resultaban más propicias.

A principios de marzo del 46 se realizan los primeros esfuerzos por constituir el Sindicato Nacioal de Periodistas, que once meses más tarde cambió su nombre por Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, ante la necesidad de dar cabida a todos los trabajadores de los eriódicos para poder enfrentar con mayor fuerza a los patronos. El 11 de marzo de ese año se convocó a una asamblea en la sede de la Asociación de Linotipistas de Venezuela para elegir la Junta Directiva y quedando así constituido el SNP.

Rafael Calderón (La Esfera), Raúl Alfredo Arteaga (El País), Raúl Agudo Freites (El Heraldo), Bernardo Donadle (La Esfera) y César rengifo (El Heraldo), los tres primeros militantes de Acción Democrática y los otros tres del Partido Comunista de Venezuela, junto a Pedro Hernández Camacho (El Universal) y Luis F. Vellorí (La Religión) integraron la primera Junta Directiva, que de inmediato se dio a la tarea de discutir y firmar contratos colectivos de trabajo. El 16 de julio de julio de ese mismo año el SNP firma el primer contrato con El Heraldo. En los meses siguientes se firmaron contratos con El País, El Universal, El Nacional. En un año ya habían firmado contratación colectiva con todas las empresas periodísticas caraqueñas y con las agencias de noticias UPI y AP que tenían corresponsalía en el país.

La lucha del Sindicato no se circunscribió exclusivamente a las reivindicaciones de los trabajadores de la prensa. Desde su nacimiento comprendió la necesidad de impulsar luchas más generales que tenían incidencia en los trabajadores del país. Así, el 29 de abril de 1946 las directivas del Sindicato Nacional de Periodistas, de la asociación de Linotipistas de Venezuela, del Sindicato de Trabajadores de Artes Gráficas y del Sindicato de Expendedores de Diarios y Revistas, por iniciativa del SNP, acordaron adherirse a la celebración mundial del Primero de mayo, Día Internacional de los Trabajadores y declarar ese día feriado para sus afiliados. Esta decisión intentaba anular la disposición de López Contreras, quien contraviniendo la disposición de la Conferencia Sindical Nacional reunida en Caracas en 1938 de celebrar el Primero de Mayo, decretó el 24 de julio –natalicio del Libertador- como “Día del Obrero Venezolano”.

Las diferencias que en un principio existieron entre la AVP y el SNP fueron rápidamente superadas. Las circunstancias exigieron la unificación de esfuerzos para enfrentar el derrocamiento del presidente Rómulo Gallegos y los trabajadores de la prensa lucharon decididamente junto al pueblo. La dictadura militar tomó represalias y en 1949 encarceló a varios dirigentes, siendo los primeros Claudio Cedeño, Sergio Antillano y Arístides Bastidas, por su condición de sindicalistas y luchadores políticos por las libertades populares. Eran los duros días de la Seguridad Nacional en que la dictadura censuraba las informaciones y “sugería” la remoción de los periodistas de los diarios.

La lucha contra la dictadura continuaría en dos frentes: el SNTP en la defensa directa de los trabajadores, y en la AVP desde el punto de vista político gremial, ambos en estrecha relación con los objetivos políticos y estratégico de las fuerzas antidictatoriales.

Dos hechos importantes se producen en 1952: El Congreso Extraordinario de la AVP, en julio, y la huelga de prensa de diciembre, que fracasó por la falta de respaldo político al movimiento contra la farsa electoral de la Constituyente del 2 de diciembre.

En 1951 se funda la Federación de Trabajadores de la Industria Gráfica (FETIG) con la participación del SNTP. El objetivo era agrupar al mayor número de sindicatos y trabajadores en torno a la política de enfrentamiento a la dictadura. La lucha continuó, recibiendo la dirigencia sindical golpes selectivos por parte del régimen, hasta la huelga general del 21 de enero de 1958 que determinó el derrocamiento de Pérez Jiménez y en el cual, el papel de la prensa fue fundamental.

Tomada del folleto "45 Años del SNTP"


-