Honduras

Honduras: En defensa a la libertad de expresión

Por:
mié, 15 de nov de 2017 a las 00:01:04AM VET
Pinext

Frente a la violencia, premio al Comité por la Libre Expresión

Para nadie es un secreto que en Honduras se vive una grave situación de violencia e inseguridad relacionada con la libertad de expresión, lo cual convierte a periodistas, trabajadores y trabajadoras de los medios de comunicación en un sector particularmente vulnerable, los mismo que a defensores de los derechos humanos y activistas medioambientales.

De acuerdo con el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, entre 2001 y agosto de 2017, 70 personas ligadas al sector de los medios de comunicación han sido asesinadas y 91 por ciento de los casos no hay ni un solo detenido, mucho menos alguien consignado. Es el reino de la impunidad casi absoluta. En las estadísticas de muerte se incluye uno de los más sonados crímenes: el asesinato del comunicador comunitario, de Radio Progreso, Carlos Mejía Orellana, hallado muerto de varias puñaladas en el tórax el 11 de abril de 2014, en su residencia ubicada en el Departamento de Yoro. Mejía era ejecutivo (publicista) de Radio Progreso, una radio comunitaria cuyo lema, paradójicamente, es “La Voz que está con Vos”.

Defensa de una libertad fundamental

Justamente por este clima de violencia contra trabajadores de medios y contra la libre expresión, destaca que el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), una coalición de periodistas y miembros de sociedad civil creada en 2001 para promover la libertad de expresión y el derecho a la información en Honduras, haya sido acreedor del VIII Premio Internacional Libertad de Prensa 2017 de la Universidad de Málaga, que propone la Cátedra UNESCO de Comunicación.

El premio, cuyo veredicto ha sido tomado por un jurado integrado por los decanos de las facultades pertenecientes a la Asociación Española de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación, será entregado al director de C-Libre, Edy Tabora, el 15 de diciembre en un acto académico. En ese mismo acto, la periodista mexicana Carmen Aristegui recibirá una mención especial “por su experiencia en defensa de la libertad de prensa en México”, han indicado desde la Cátedra.

El premio a C-Libre lo da el jurado calificador en reconocimiento a su trabajo “en la defensa de la libertad de prensa en Honduras y la seguridad de los periodistas en el país latinoamericano”.

Sobre este particular, Tabora dijo que este galardón “significa un reconocimiento al trabajo que realiza el equipo de C-Libre, en defensa y promoción del derecho a la libertad de expresión y de libertad de prensa, al exigir y promover el respeto a los derechos fundamentales de las personas que ejercen activamente estos derechos, entre ellos los periodistas”, y que alienta a este colectivo “a continuar trabajando por una sociedad en la cual se respeten estas libertades públicas, tan importantes para la democracia y el Estado de derecho”.

Los asesinatos de personas vinculadas a los medios de comunicación son la manifestación sangrienta de los diversos ataques a la libertad de expresión en el país. Frente a ello, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) se ha convertido en un referente nacional e internacional a través de su trabajo de capacitación, asistencia legal, investigación y monitoreo de la situación de la libertad en Honduras, a la cual concibe como un derecho social que no es exclusivo de periodistas.

Continuidad de la crítica

Cabe recordar la lista de premiados en anteriores ocasiones: la periodista congoleña Caddy Adzuba, por la defensa de la integridad de las mujeres periodistas en África; los periódicos The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País, por la publicación de los papeles de Wikileaks; Fran Llorente, director de los servicios informativos de Televisión Española, en reconocimiento de una labor periodística ajustada a los postulados profesionales que debe guiar a los medios públicos.

También Gervasio Sánchez, por su trabajo como fotoperiodista en la denuncia de conflictos bélicos silenciados y en la defensa de la ética profesional y los derechos humanos; Andrés Rábago, “El Roto”, por la crítica sugerente de sus viñetas en el diario El País. La última galardonada fue Lucía Lagunes Huerta, directora general de la agencia multimedia Comunicación e Información de la Mujer (México) por su defensa a los colectivos femeninos en el país norteamericano.

C-Libre ha dicho que “continuará con la demanda a las autoridades del Estado hondureño, para que se garantice la integridad física y psicológica de los periodistas y ciudadanos que ejercen el derecho a la libertad de expresión. Bajo esta demanda se debe investigar y sancionar a los responsables de los actos de violencia. Asimismo, que se garantice la seguridad jurídica en la labor periodística, que implica la revisión y derogación de las normativas que amenazan estos derechos, entre ellos los delitos contra el honor, el delito de apología del terrorismo y el de divulgación de información bajo secretos oficiales”.

Tags:

HONDURASLIBERTADLIBERTAD DE PRENSAVIOLENCIA

 

Fuente.  https://es.aleteia.org/2017/11/14/honduras-en-defensa-a-la-libertad-de-expresion/


-