José Visconti designado Profesor Ilustre de la Universidad Católico Santa Rosa

Por:
jue, 30 de oct de 2014 a las 15:41:46PM -0430
Pinext

Visconti

 

Prensa UCSAR.- Por disposición del Consejo Universitario de la Universidad Católica Santa Rosa, reunido en sesión extraordinaria, el profesor José de San Martín Visconti Heras, fue distinguido como Profesor Ilustre de esta Casa de Estudios, “por ser un maestro de incomparable creatividad y fuente de irradiación del saber”.

Antes de la reunión extraordinaria del Consejo Universitario se procedió al bautizo del libro titulado “Francisco el Papa de los pobres” de José Visconti,publicado por la editorial del grupo 6to Poder.

Luego, la profesora María Osorio, secretaria general de la UCSAR, dio inicio a la sesión extraordinaria del Consejo Universitario y precisó que el punto único de la reunión era: “el nombramiento del profesor José Visconti, como profesor ilustre de esta casa de estudios”.

Seguidamente leyó la resolución de conferimiento al periodista José Visconti, quien ”ha contribuido notablemente desde su rol de catedrático y comunicador social, por el bien de la humanidad y Venezuela, consagrándose a la investigación, la enseñanza y a la formación de los estudiantes de la Universidad Católica Santa Rosa, con manifiesto amor al saber, el gozo por el saber y la búsqueda de la verdad, desde muy temprana edad y ha comunicado en todos los campos del conocimiento, resuelve conferirle el título de Profesor ilustre de la UCSAR y Embajador del diálogo y la paz, a José de San Martín Visconti Heras”.

Posteriormente el padre rector doctor Carlos Alberto Boully Gómez, le colocó la medalla y la borla al homenajeado que lo acreditan como Profesor Ilustre de la UCSAR,  y anunció que desde ahora el aula de clases S-2 llevará el nombre del profesor Visconti.

 

TODO EL MUNDO LO QUIERE

En este acto solemne participó, entre otros, como invitado especial el editor Leocenis García, del grupo Sexto Poder, quien destacó que “agradecía al Rector por este homenaje al profesor Visconti, para quienes somos periodistas tiene una gran siginicación y sobre todo en el caso del profesor Visconti, que lo conocí  hace algunos años, cuando yo tenía 20 y tantos años”.

Refirió que “lo conocí porque compré un libro que se llamaba “Entre amigos”, con motivo de la visita del Santo Padre Juan Pablo II, era un gran admirador de Visconti, todos los días lo veía en El Observador, y la verdad que nunca pensé que llegaría a trabajar tan juntos y ser su amigo, lo cual para mí es un gran honor. He visto gente que algunos lo quieren, y a otros lo odian, he visto gente que despierta pasiones, es decir que unos lo quieren mucho, y otros lo odian mucho, pero el caso de Visconti es muy extraño, porque todo el mundo lo quiere”.

“ESTA ES MI CASA”

El profesor Visconti intervino en el acto para agradecer tan distinguido reconocimiento y recordó que llegó al Seminario Santa Rosa de Lima, cuando tenía 14 años de edad, y desde entonces esa ha sido su casa, donde conoció a Jesucristo, a Dios, y donde ha hecho su labor pastoral como docente de seminaristas y docente de varaias generaciones de comunicadores sociales.

Por lo que resaltó el compromiso de difundir la palabra de Dios, como fuente de  esperanza y de vida”. “Somos instrumentos del gran predicador, que ha predicado de esa manera, Dios”, señalando que debemos ver en el señor Jesucristo, el modelo de siempre”. Resaltó que hay un peligro si nos ponemos por delante del Señor, “a pesar de nos manda la escrituras vayan por delante como dice Juan El Bautista, abriendo los caminos, “preparen el camino del señor”.

--Pero no solamente eso, el gran peligro es dejar nuestra predica en el ámbito y en el plano de la dimensión en que queramos, el gran peligro es siempre dejar la predica en la predica. Monseñor Nicolás Eugenio Navarro, Obispo que fue de esta Arquidiócesis, primer rector de esta Casa, un gran historiador, un gran literato, -me confirmó-, cuando le hacían honores, monseñor Navarro y decía: “uf, pura espuma”. Tenemos que huir de la espuma, agradecer, siclaro, como yo agradezco este acto, en función de cariño y el altísimo gesto de esta universidad, que repito es mi casa, “que alegría cuando me dijeron vamos a la Casa del Señor”, es quedarnos en la palabra, en la pura predica, en la pura espuma, tenemos que ser ejemplo, porque el ejemplo arrastra, dijo  el homenajeado.

PROFESOR SANTO

El presbítero rector doctor Carlos Boully Gómez ofreció unas breves palabras del reconocimiento al homenajeado y destacó que “particularmente considero que cualquier cosa que un Rector pueda escribir frente al testimonio de vida, es vacuidad”.

--Cuando era un joven seminarista, ingresé a este seminario con 14 años, en bachillerato y tuvimos la dicha en tener al profesor Visconti, como profesor. Recuerdo que el padre Leocadio Jiménez, él era el director espiritual de este seminario, nos decía: “no importa que no lleguen a ser sacerdotes, porque si son como Visconti, podrán llegar a ser santos, recordó.

Explicó que para “ser santo hay que ser primero amigo de Jesús, particularmente como rector puedo dar testimonio que José Visconti es amigo de Jesucristo, y esa es la mejor manera de hacerse santo. Si Visconti hubiese sido sacerdote sería un sacerdote santo, de eso no hay dudas, como es hoy un padre de familia santo, un esposo santo, y sobretodo un profesor santo, digno de imitar de todos los que hacemos vida académica en esta Universidad.”

Precisó que “los santos estrechan las manos de los santos, y por eso Dios quiso que tuviese la  oportunidad de estrechar(José Visconti) no en una sola oportunidad, sino en muchas oportunidades, la mano de San Juan Pablo II, el grande entre los grandes, un hombre que se hizo santo, en nuestra época, en nuestra contemporaneidad, por lo tanto no es imposible hacerse santo en nuestros días, una de las dimensiones de esta universidad debe ser precisamente, conseguir que sus estudiantes, sus profesores, sus autoridades, se hagan santos haciendo lo que hacen a diario y en la Venezuela contemporánea, en medio delos avatares políticos, económicos y sociales, existe la labor de un hombre, que con su ejemplo, nos dice que no es imposible, hacernos santos.”

--Jesucristo decía sean Santos como vuestro Padre que está en el cielo, que es Santo, y nosotros le estamos otorgando hoy, a José, más que otorgándole, reconociéndole a José Visconti, la presencia de un título con el que fue llamado el mismísimo hijo de Dios, el título de Maestro, porque eso precisamente hace José Visconti, en medio de nosotros, ser un maestro, ser ejemplo, ser digno de imitar, señaló.

SALON “JOSE DE SAN MARTIN VISCONTI HERAS”

Al finalizar el acto solemne en el salón protocolar, las autoridades académicas acompañadas por el homenajeado, los invitados especiales, profesores y estudiantes se trasladaron al salón S-2 para develar la placa y fotografía que indica el nombre del Aula “José de San Martín Visconti Heres”. ¡Felicidades Profesor Ilustre de la UCSAR, José Visconti!


-