Libertad de expresión en cuarentena prolongada

Por:
Sun, 03 May 2020 13:11:26 -0400

 

 

Nunca una coincidencia más apropiada, que la ocurrente en estos tiempos entre la pandemia y la recurrencia de ataques a la Libertad de Expresión. Ocurre también con la intensidad manifiesta de ambos problemas, como también en los estragos causados.

 

Por. Johan Rodríguez Perozo, CNP 14.470 (*)

 

La fecha del 3 de mayo ha sido instaurada, por decisión de la UNESCO, como el día de la exaltación de la Libertad de Expresión. La celebración tiene como objeto fundamental, resaltar el significado, en el marco del ejercicio de la Libertad y la defensa de los Derechos Humanos, de la importancia que ha adquirido para la humanidad la Libertad de Expresión y en ese ámbito de manera especial, la libertad de prensa y el derecho a la información. Todos estos valores resumen la importancia del desarrollo de los Derechos Humanos, vinculados con la necesidad y el derecho de la sociedad de estar cada vez mejor y más informados de todo cuanto ocurre en su contexto. En este sentido, le ha correspondido al ejercicio del periodismo, ocupar la posición de vanguardia en todo cuanto atañe a la defensa de los derechos antes mencionados.

 

En los tiempos que corren, la lucha por la defensa de la Libertad de Expresión, la libertad de prensa y el derecho a la información, han trascendido al interés exclusivo de los medios de comunicación, para pasar a ser una bandera fundamental en la lucha por los derechos ciudadanos. La posibilidad de expresarse libremente en cualquiera que sea el ámbito de desempeño del ciudadano común, es hoy una de las aspiraciones y necesidades más sentidas en el campo del ejercicio de la ciudadanía. Claro está, el periodismo y lo que esta actividad representa como aspecto fundamental en el engranaje social, juega un papel de primer orden en la lucha por ña Libertad de Expresión. Ya no sólo porque lo requieren los medios de comunicación y todo aquello que se configura a su alrededor, periodistas, editores, empresarios, reporteros gráficos, diseñadores, camarógrafos, escritores, locutores, productores, pregoneros y todo cuanto se suma a la gran maquinaria que son los sistemas de información sino, además, porque todo ello está al servicio de un elemento que le es común a todo cuanto producen, el ciudadano y la sociedad.

 

En el caso concreto de los periodistas, elemento básico y fundamental en el contexto del complejo sistema que es la producción y el tratamiento que se le da a la información, juega un rol de importancia en tal contexto. El periodista es el agente transmisor de la noticia, de la información, pero también lo es de manera fundamental, el agente más activo en el ejercicio de la Libertad de Expresión. Como gremio que agrupa a quienes han tomado la decisión de vida de ejercer esta carrera, lleva sobre sus hombros no sólo la responsabilidad de la elaboración de la información que consume el ciudadano, su actividad conlleva también la responsabilidad de proteger los mecanismos mediante los cuales ese libre ejercicio, se convierte en la mejor garantía para ayudar a construir una sociedad informada. La lucha gremial cobra así vida propia y trascendente, ya que traspasa la obligación del libre ejercicio profesional, para convertirse en garante del derecho a la información y por ende, de la Libertad de Expresión.

 

En el caso venezolano, existe un marco legal constitucional que sirve de garante al ejercicio de esa libertad y en el de los periodistas, una ley de colegiación en cuyo contenido está inmersa la responsabilidad de servir de garante del ejercicio de ese derecho fundamental. En la conjunción de la aplicación de la ley y en el correcto ejercicio del periodismo libre, se conjugan entonces derechos ciudadanos inalienables y proceso de formación ciudadana, en favor de la construcción de una sociedad libre y democrática. En el ejercicio de la Libertad de Expresión está también implícito, la responsabilidad del ejercicio del poder por parte de quienes lo detentan. El Estado está en la obligación de velar porque este derecho humano fundamental, no sea violentado de ninguna manera. Caso contrario, cuando surge la acción de un estado que cercena tales derechos, incurre en violaciones claramente determinadas en el ordenamiento jurídico nacional e internacional, lo cual le podría significar graves sanciones, previstas en esos marcos legales.

 

En suma, la lucha por la Libertad de Expresión en la sociedad de hoy, representa una de las causas de mayor trascendencia política y social que debe ser fortalecida cada vez más. Las crisis que azotan a la humanidad, como lo es, por ejemplo, la pandemia representada en la lucha que combate al Coronavirus como enfermedad de nuevo cuño, exigen de las diferentes organizaciones, sean estas gubernamentales o no, la mayor atención posible a la importancia de la Libertad de Expresión en ese contexto. El derecho a la información, de manera colateral, se convierte en unos de los aspectos que necesitan de ser protegidos debidamente. Cualquier intento por cercenar la libertad de información, atenta concretamente contra ese derecho fundamental. Ya no sólo el gremio de los periodistas sino, además, la sociedad en su conjunto, tienen la obligación de velar, en el marco de las libertades y los derechos humanos, porque la información y sus distintas formas de producción, puedan jugar su rol social sin que ello traiga consigo atropellos de ninguna naturaleza.

 

En el día de la conmemoración y exaltación de la Libertad de Expresión a nivel mundial, en Venezuela abogamos porque cada vez más se intensifique la lucha por el respeto a este derecho humano fundamental. En la defensa de la libertad y el derecho de información, sumado al libre ejercicio del periodismo, están las claves fundamentales para su fortalecimiento. En ese marco de relaciones, en el gremio de los periodistas venezolanos, nos reafirmamos en nuestra disposición de continuar siendo garantes del libre ejercicio de la profesión, así como del derecho ciudadano a la información y por ende, en la defensa de los valores fundamentales derivados de la defensa integral de la Libertad de Expresión.

(*)@johanperozo

 

 

 

Johan Rodríguez Perozo

Periodista - Consultor Político

-