“Pensé que me iban a matar allí”, dice periodista sobre agresiones en Maiquetía

Por:
Fri, 14 Feb 2020 01:40:52 -0400

Un periodista y dos camarógrafos hospitalizados, dos periodistas de reposo por lesiones y ocho periodistas empujados y hostigados fue el saldo que dejaron los hechos violentos registrados la tarde de este martes, 11 de febrero, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

Al menos 13 trabajadores de la prensa sufrieron agresiones y hostigamiento mientras daban cobertura a la llegada de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela, tras culminar una gira internacional que lo llevó a reunirse con líderes de Europa y América.

Maiker Yriarte, periodista de TV Venezuela, narraba la retirada de Juan Guaidó del aeropuerto cuando un grupo de simpatizantes del chavismo se acercó “de manera directa” contra los trabajadores de la prensa. Intentaba ayudar a otros colegas cuando un hombre —que vestía una franela blanca del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) con los ojos del expresidente Hugo Chávez estampados en el pecho— corrió a golpearlo y a dirigir el ataque.

“Me agarraron no sé cuántos, no sé si diez o veinte. Me arrinconaron hasta una esquina. El único mecanismo de defensa que tenía era el micrófono y traté de defenderme, pero eso evidentemente no era relevante ante la fuerza de unos diez hombres contra mí”, dijo a Efecto Cocuyo desde una clínica de Caracas, donde estuvo internado desde la noche del martes.

Mientras estaba acorralado, el reportero posó su mano derecha en una de las rejas del estacionamiento del aeropuerto y se cortó con alambres de púas.

“Pensé en algún momento que me iban a matar allí. Yo decía ‘¿dónde está mi equipo, que no me salva?, ¿dónde está mi equipo que no me agarra y me saca de acá?, porque yo venía con mi camarógrafo pero resulta que mi camarógrafo intentó salvarme y sacó a tres hombres de allí, pero a él lo agarraron también y lo golpearon peor que a mí”, agregó.

Yriarte perdió un zapato que luego fue mostrado en redes sociales como “un trofeo” que le quitaron a Guaidó. Terminó el día hospitalizado, con un ojo hinchado y morado, con hematomas en la frente y en los brazos, sin los lentes que tenía puestos, con una media rota, un collarín para atender su latigazo cervical y con un corte que ameritaba una inyección antitetánica.

César Díaz era su camarógrafo. Al ver a Yriarte rodeado, intentó ayudarlo, pero recibió múltiples golpes en todo su cuerpo. “Yo fui a defenderlo, a tratar de sacarlo de ahí porque tenía como 20 personas encima, y no me dejaron. Le quité a tres, pero me empujaron y caí al piso”, expresó.

Trató de recuperarse, pero los ataques no cesaban. Díaz volvió a caer al suelo mientras funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) veían inertes las agresiones a los trabajadores de la prensa.”Ahí me dieron patadas, golpes con palos o con lo que tuvieran”, dijo.

Díaz amaneció el 12 de febrero hospitalizado. Su ojo izquierdo estaba rojo y ese párpado inferior estaba hinchado y morado.

“Tengo múltiples golpes en la cabeza, un golpe en el riñón derecho, que gracias a Dios no pasó a mayores”, expresó.

agresiones a periodista y camarógrafos
Así quedó el ojo del camarógrafo César Díaz | Foto: Mariana Souquett

Michelet Castellanos fue el tercer trabajador de TV Venezuela que ingresó a la emergencia de una clínica caraqueña por traumatismo generalizado y problemas en la columna cervical tras las agresiones en el aeropuerto de Maiquetía. Con un collarín, el también camarógrafo de VivoPlay contó que él y sus colegas fueron golpeados por personas que se identificaron como trabajadores de la aerolínea estatal Conviasa y otras simplemente como simpatizantes del chavismo.

“Individuos nos agredieron por el simple hecho de trabajar en un medio de comunicación. Esa fue el único error que cometimos, trabajar para los medios. Nos hicieron una emboscada. Nos persiguieron, nos encerraron, nos dieron golpes, nos insultaron”, dijo desde el centro de salud.

Este miércoles 12 de febrero, Nurelyin Contreras no pudo hacer su trabajo cotidiano: reportar para el medio Punto de Corte. En su cuerpo quedaron las evidencias de los golpes y rasguños que sufrió pasadas las 4 de la tarde del día anterior en el estacionamiento del principal aeropuerto de Venezuela.

“La columna me duele. Me duele el cuello, tengo golpes en mi cara: inflamación en la frente y a nivel de pómulo tengo otro golpe. Tengo un morado en el brazo. Me harán una panorámica para ver cómo está mi mandíbula porque un hombre me dio un golpe mientras una de las mujeres me estaba cayendo a golpes. Eso me dejó desequilibrada”, relató.

La periodista recuerda cómo cuatro mujeres y cuatro hombres, inicialmente, se lanzaron hacia ella y la tomaron por el cabello hasta arrancárselo con rapidez. Cree que si se juntasen todos los mechones que perdió podrían confeccionar, al menos, una peluca para caballero.

“Cuando los mismos periodistas y camarógrafos logran sacarme, y empiezo a peinarme, se me caían mechones de cabello. Fue un momento muy duro. Debe ser una alarma lo que sucedió ayer”, expresó.

Agresion Nuerlyin periodista
A la reportera de Punto de Corte le arrancaron varios mechones | Foto: Rayner Peña / EFE

Nadeska Noriega reportaba la situación para El Pitazo, medio en el que trabaja como corresponsal en el estado Vargas, cuando tres mujeres la atacaron. No eran rostros desconocidos: ya las había visto en otras pautas y logró identificarlas como integrantes de los llamados “grupos de choque” del Psuv de Catia La Mar.

“Yo estaba intentando grabar todo lo que ocurría y ellas se me fueron encima. Me dijeron que no grabara. Yo estaba de espaldas. Me dieron cinco o seis golpes secos o de puños en la espalda para que yo soltara el teléfono. Yo lo que hice fue bajar el teléfono e intenté dar un manotón sin voltear y una de ellas me empujó hacia una pared. Me decían ‘maldita, maldita, no saques (no grabes) a Guaidó‘. ‘De aquí vas a salir cortada, yo sí las corto'”, contó.

Noriega resalta que una de sus atacantes —una mujer morena, alta y de camisa fucsia— fue una de las personas que agredió a Nurelyin Contreras en el estacionamiento del aeropuerto.

Este 12 de febrero, la periodista de El Pitazo también tuvo que acudir al médico para evaluar las lesiones que le quedaron tras los hechos en Maiquetía y que, según especialistas, no fueron severas.

 

Guaidó llegó, vio y venció la violencia en Maiquetía
Personas golpearon a los periodistas con palos, cascos y otros objetos | Foto: Iván Reyes

Entre los reporteros agredidos estaban Iván Reyes y Reynaldo Mozo, fotógrafo y periodista de Efecto Cocuyo, respectivamente. Reyes recordó dos momentos álgidos: una primera tanda de golpes y empujones dentro de las instalaciones del aeropuerto antes de que Juan Guaidó llegara, y otra en el estacionamiento del aeropuerto tras la partida del dirigente opositor hacia la plaza Bolívar de Chacao.

“Simpatizantes del chavismo se fueron hacia donde estábamos los periodistas y nos comenzaron a cercar hasta que nos llevaron a la parte del estacionamiento internacional. Allí comenzaron a lanzarnos golpes. Había una señora con un palo de escoba, pegándole a todo el que se le atravesara, y gente con cascos de motorizados. A mí me pegaron con un casco en la espalda. Cuando estaba corriendo, un hombre me haló del cabello y me sostuvo bastante tiempo para que viniera otro a golpearme”, expresó.

Mozo, quien transmitía los hechos en vivo a través de redes sociales, también fue empujado y amenazado. Corrió para ayudar a su compañero, pero solo pudieron salir de la escena con la ayuda de otros colegas e incluso pasajeros que llegaban de viaje.

“Afortunadamente un colega se metió y pudimos correr y logramos salir gracias a la ayuda de distintas personas que nos acercaron hasta otro punto en Maiquetía”, indicó Reyes.

Aymara Alonso, reportera de El Venezolano TV Miami (EV TV Miami), fue hostigada por simpatizantes del chavismo en el aeropuerto internacional de Maiquetía antes de que llegara Juan Guaidó. Durante su transmisión en directo se pudo ver cómo fue rodeada y empujada mientras narraba la situación en el aeropuerto.

Daniel Hernández, fotoperiodista de El Estímulo, también fue golpeado y empujado mientras intentaba ayudar a la periodista de Punto de Corte y al fotógrafo de Efecto Cocuyo.

Leonaibeth Díaz, reportera de VPI TV, y Osmary Hernández, periodista de CNN en español, fueron hostigadas. Estefani Brito, periodista de El Nacional y de CNV24 igualmente fue golpeada y empujada así como su compañero de CNV24, César Saavedra.

Los periodistas, fotógrafos y camarógrafos no esperan que la administración de Nicolás Maduro imparta justicia. Sin embargo, aseguran que dejarán constancia ante las instituciones venezolanas y acudirán a introducir denuncias ante el Ministerio Público. Con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) y con el Colegio Nacional de Periodistas (CNP), acudirán este jueves, 13 de febrero, para sentar un precedente.

Foto principal: Rayner Peña / EFE

 

La imagen puede contener: 1 persona, de pieLa imagen puede contener: 12 personas, personas de pie y exterior


-