Desinformación al acecho

Por:
Thu, 08 Apr 2021 15:52:54 -0400

 

Este 7 de abril se conmemoró el día mundial de la salud, y en Venezuela escuchamos en cadena nacional a la Sra. Delcy Rodríguez, quien luego de una larga perorata dijo que “… siempre por delante el interés de la vida y la salud, que no se interponga ningún otro tipo de interés, aquí no hace falta politiquería, de los extremistas de la derecha venezolana, aquí hace falta unión de nuestro pueblo, allí agradecemos al parlamento venezolano, quienes a través del dialogo nacional, han impulsado el apoyo al gobierno nacional al mecanismo covax, para la consecusión de las vacunas para nuestro país.”

Más adelante la Sra Delcy Rodríguez habló sobre “proyecciones de crecimiento para el 2021” haciendo comparaciones con España y Reino Unido, “a pesar del bloqueo criminal”, aunque no mencionó que tenemos la mayor y larga inflación del planeta, el séptimo año consecutivo en recesión, una grave y compleja crisis humanitaria, más de 5 millones de refugiados políticos, 320 presos políticos, Roland Carreño, periodista criminalizado, desaparecido forzosamente, detenido arbitrariamente, sin haber cometido delito, con más de 165 días en mazmorras de la intolerancia.

Las desinformación transmitidas en cadena nacional por todos los voceros del despotismo cuando mencionan “el bloqueo criminal” no precisan las circunstancias de tiempo, modo y lugar que las sanciones individuales fueron adoptadas por países democráticos, por hechos de corrupción, narcotráfico, legitimación de capitales y violación de derechos humanos fundamentales, y muchos otros graves delitos internacionales, contra altos funcionarios en Venezuela, y la condena expresa de tribunales federales en USA, que no responden a factores de poder, sentencias de organismos regionales de administración de justicia contra el estado venezolano, certeros y protocolos de recomendaciones expresas por parte de diferentes organismos especializados de las Naciones Unidas, en los Grupo de Tarea de Trabajo, Misión Independiente, Alto Comisionado para la defensa de los Derechos Humanos y otras instancias, cuyos informes han sido aprobados por el Consejo de Derechos Humanos en numerosas asambleas.

En el año 2007 el Ministro de Comunicaciones, Andrés Izarra invocaba como política de estado, la necesidad de un aparataje de propaganda en beneficio del régimen, que luego de 14 años ha implementado de forma grotesca una hegemonía comunicacional, avasallante, en perjuicio de la ciudadanía, del periodismo independiente, de la radio, medios tradicionales de comunicación, posteriormente afectando directamente los portales digitales, la prensa en general, que han sido atacados, censurados, hostigados, perseguidos, cerrados muchos, y otros criminalizados en Venezuela, bajo diferentes modalidades y agentes estatales.

Luego de las repetidas declaraciones rimbombantes bajo cadena nacional, que son propagandas de corte político, bajo un contexto falso o incierto, Juan Bimba se pregunta ¿Por qué escuchamos la descalificación permanente, diaria, en boletines diarios, con portavoces ideologizantes, como mecanismo de propaganda de control social, utilizando calificativos peyorativos invocando la cepa del covid, citando apellidos denigrando de mandatarios o ciudadanos de otras nacionalidades? ¿Esto no es politiquería?

¿Quién no ha dejado entrar las vacunas? ¿Acaso no ha sido el régimen quien opuso razones ideológicas para las importaciones de vacunas? Nos preguntamos con dolor, luego de enterarnos diariamente de la muerte de médicos, trabajadores del sector salud, de Freddy Ceballos, hombre bondadoso, sereno, equilibrado, Presidente de la Federación Famaceuta de Venezuela: ¿Cuál “dialogo nacional”? si no escuchan deliberadamente el clamor popular de los médicos, odontólogos, bioanalistas, enfermeros, camilleros, conductores , en fin de los valiosos operadores del sistema de salud pública y privada, seres humanos todos muy calificados, con experticia, con vocación de servicio público, quienes a pesar que en el último lustro reciben la peor remuneración del hemisferio, fallecen diariamente, integrantes de los gremios especializados, de la única asamblea nacional legítima (designada en el 2015), de las academias, de millones de ciudadanos que claman por vacunas, de los desposeídos y pacientes en Venezuela que no pueden ser atendidos, a pesar de la feroz campaña, permanente desde las altas esferas del poder sobre hechos que no son ciertos, cuyas cifras ocultan, manipulan, y en otros casos de políticas públicas no publican deliberadamente.

En este orden de ideas, el día 8 de abril se celebra la creación (1904) de la Academia Nacional de la Medicina de Venezuela, y para contrastar las inciertas declaraciones de la Sra. Rodríguez, y los inquilinos de Miraflores, es necesario recordar el último boletín (No. 22) de nuestros académicos e investigadores publicado el 04-04-2021, en el sentido que es la “débil y limitada infraestructura de salud la que ha sido colapsada por la demanda creciente de hospitalizaciones, unidades de emergencias y cuidado intensivo, y suministro de oxígeno y medicamentos, con el consecuente y lamentable aumento de la morbilidad y mortalidad por Covid-19 en la población. Se requiere con urgencia acelerar la vacunación en Venezuela, a la par de aumentar la capacidad diagnóstica y vigilancia genómica permitiendo así el monitoreo continuo del virus y la mitigación de futuras olas de contagio. Si vacunamos y evitamos la propagación amplia del virus, evitaremos la aparición e impacto de nuevas variantes, abonando el camino para salir de la pandemia.”

Por otro lado, también escuchamos no con asombro, declaraciones desde el programa “Con el mazo dando” transmitido por VTV dirigido por el Sr. Diosdado Cabello, analizando detalladamente diversas noticias este 07-04-2021, de varios medios de comunicación como que “no quieren informar”, calificando a varios dirigentes opositores demócratas, periodistas, defensores DDHH como “mercenarios”, señalando la labor de Fundaredes, quienes hacen un trabajo de defensa de derechos humanos fundamentales, además de la cobertura reciente sobre graves hechos que deben ser investigados en el estado Apure, con saldo lamentable de bajas dolorosa de miembros de la FANB, y de pobladores de la zona caliente fronteriza, en donde además fueron desaparecidos forzosamente durante 29 horas, 2 periodistas de NTN, 4 activistas de la identificada ONG, con la “sustracción o apoderamientos de sus pertenencias personales y herramientas de trabajo”, a quienes les endilgan “sabemos quién les paga”. En larga lista de amenazas, hostigamientos teledirigidos, también se incluyó el trabajo del equipo de trabajadores que conforma el portal digital de Caraota Digital como “premio a los vende patria”, además de endilgarles el calificativo de “estos bichos”.

Es gravísimo que vastos sectores del Area Metropolitana de Caracas, bajo dominio de poder de fuego de mega bandas criminales, operen impunemente en zonas mal llamadas “de paz”, poniendo en jaque a guarniciones militares, policiales, cientos de barrios, urbanizaciones, ciudadanos, y simultáneamente sean detenidos arbitrariamente 6 estudiantes universitarios (UCV y UC) en el estado Aragua, por emitir opiniones y realizar labores comunitarias.

Paradójicamente el día 8 de abril consideramos se hace oportuno recordar que en 1930, nació el ensayista, docente jubilado de la UCV, galardonado en el 2018 con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y brillante maestro de las letras, el Dr. Rafael Cadenas, que guarda relación con nuestra disertación, porque hace poco fueron criminalizaron bajo la mal llamada “Ley contra El Odio” los ciudadanos Juan Manuel Muñoz y Milagros Mata Gil, de 74 y 79 años, poeta y escritora, miembro de la Academia Nacional de la Lengua, respectivamente, por emitir un artículo de opinión sobre una “coronaboda” muy concurrida en Anzoátegui, en donde asistió un alto jerarca del Ministerio Publico de facto.

Ciertamente en el campo político, lamentablemente desde las altas esferas del poder del entorno de Miraflores, la “desinformación” se materializa al no utilizar argumentos, o hechos comprobados, con estadísticas, precisiones de circunstancias que se ajusten a la realidad, a la verdad, con datos exactos; sino por el contrario, se hace de la mano de sus principales portavoces, bajo diferentes modalidades, de forma pública, en radio, televisión, en redes sociales, y escondidas otras, el lanzar rumores, bolas, campañas estigmatizadoras, de desprestigios, que además son emprendidas de forma sistémica permanente, con un largo apoyo de tecnología de última generación, expertos digitales, con robot, y asesores mediáticos en teorías conspirativas con apoyos de recursos y talentos sin probidad de poderosos gobiernos extranjeros (Cuba, Rusia, China, y otros).

No por azar dijo Karl von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política por otros medios.”

Cobra relevancia desde la perspectiva de la defensa de la libertad de expresión, y el fenómeno de la desinformación, un excelente y reciente programa radial “Monitor DH”, transmitido el 07-04-2021 por RCR, conducido por el Prof Fernando Fernández, especialista en derecho penal humanitario, miembro de la Cátedra de Derecho Constitucional de la UCV, en donde entrevistó a la Dra. Gloria Cuenca[1], docente e investigadora muy prestigiosa, quien describió datos muy interesantes en materia de la defensa DDHH, sobre las campañas de propaganda en la China de Mao Se Tung, vinculadas a la desinformación deliberada, bajo hegemonía comunicacional que se aplica actualmente en Venezuela.

El “gran salto adelante”, catalogado en la china de 1949 hasta 1959, fue explicado magistralmente por la Dra. Cuenca, quien personalmente conoció ese sistema luego de varias visitas en las décadas de los 70 y 80, que por etapas, describió a través de la revolución, luego la dictadura democrática popular, la dictadura del proletariado, socialismo y finalmente el comunismo, con largas hambrunas a cargo del “gran timonel”, con más de 60 millones de chinos, aproximadamente que murieron, y otros seres humanos posteriormente enviados a las “escuelas 7 de mayo” para abandonar el pensamiento burgués.

El tema de las cifras bajo regímenes de tendencia totalitaria, aclaran los profesores Fernando Fernández y Gloria Cuenca, es producto de una política deliberada de ocultar hechos, es una constante para mantenerse en el poder. Durante la entrevista surgieron varias reflexiones (que guardan similitud con los tiempos que vivimos), y la comunicóloga de la Casa que Vence las Sombras, resalta con ocasión de sus visitas a Pekín, ¿Qué diferencia existía en aquella China sobre el periodismo y la gestión de gobierno? Todos eran propagandistas del líder, trabajando la ideología, reeducando las masas. ¿No encuentran la similitud con los tiempos que vivimos en Venezuela?

La Profesora Gloria Cuenca que es autora de la excelente obra “De Regreso a la Revolución” comenta en la citada entrevista, el alerta desde la perspectiva comunicacional, sobre las comunas en China y la pretendida aplicación en Venezuela, bajo populismo, cuyas características odian la diversidad de pensamiento, rechaza el criterio propio, sin respetar la libertad de expresión, con un férreo control de los medios de comunicación y producción.

En el intercambio de ideas de la entrevista citada, se destaca que no se pueden ocultar las cientos de protestas diarias, que tienen relación con la negación de la entrada de las vacunas a Venezuela, y que el desgobierno se vanagloria, diciendo que ellos o su entorno, sí se vacunaron, bajo un contraste de un flujo de noticias veraces, que hacen que la información sea un factor que reduzca la incertidumbre, en beneficio de las comunidades, dada la opacidad en revelar cifras en materia de políticas públicas.

El odio de clases generado por un populismo e improductividad desenfrenado en las últimas 2 décadas vividas en Venezuela, de acuerdo a la Dra. Gloria Cuenca, guarda relación no solamente con los procesos dantescos desarrollados por Lenin, Mao Tse Tung, Hitler, Mussolini, después con Fidel Castro, Chávez y actualmente con el inquilino de Miraflores, en donde la sociopatía de “ser rico es malo”, se disfruta bajo el manto de la impunidad, la corrupción, la generación de los nuevos ricos, de los llamados “enchufados”.

Así de manera categórica por conocer las raíces del engendro del origen de las comunas, la profesora Cuenca refuta la propaganda “comunas o nada” porque simplemente fueron un fracaso total, fue un disparate, una visión anacrónica, amparada en el culto de la personalidad con la “figura del hombre nuevo”, utópica, desarrollando una dirigencia perversa, resaltando el contraste de los valores, de los educadores, de la importancia de la escuela, de los periodistas, de las universidades, que hoy son perseguidos.

Volvemos a insistir sobre la vigencia de alertas con fundamentos de hechos y de derecho internacional, emitidos por el Colegio Nacional de Periodistas, en fechas: 30-12-2020, 14-01-2021 , conjuntamente con la Cátedra de Derecho Constitucional de la UCV, y 29-03-2021, además de la Seccional CNP Caracas, y otras organizaciones especializadas en la defensa efectiva de garantías DDHH, sobre violaciones a la libertades de expresión, de información, de la prensa libre, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, sobre la necesaria vacunación masiva a todos los venezolanos, derechos protegidos por la Carta Magna, sin olvidar mas de 944 violaciones al derecho de la libertad de expresión durante el año 2020, más de 122 detenciones arbitrarias, en su mayoría de periodistas, trabajadores de la prensa e infociudadanos, el cierre de más de 165 emisoras de radio, 18 canales de televisión y 42 periódicos (hasta el 2019).

Los ciudadanos en Venezuela presenciamos en las pocas instituciones republicanas que quedan con espacios de libertad, un ambiente de conflictividad, de múltiples y graves acusaciones, en donde es primordial rescatar los valores y principios que las crearon, que sostienen los ideales: de justicia, igualdad, respeto, méritos, paz, bien común, educación, trabajo, ética, sin discriminación ni subordinación alguna.

Las instituciones, su razón de ser como factor de cambio, en positivo, para satisfacer necesidades colectivas, juegan un papel decisivo para vencer la tiranía.

Tenemos que rescatar la rendición de cuentas, la transparencia, frente al acoso feroz de la profundización de la hegemonía comunicacional de un régimen totalitario, que no acepta la divergencia, el disenso, la diversidad del pensamiento, y por eso su ataque frontal contra la comunidad de intereses espirituales, que representa las universidades nacionales en Venezuela, los periodistas, reporteros gráficos, dirigentes comunitarios, ONG, gremios, trabajadores de la prensa, medios de comunicación independientes, y defensores activos DDHH.

Debemos rechazar la censura, el amedrentamiento u otras fórmulas arbitrarias, de vías de hechos, con violencia, que en su conjunto, evitan deliberadamente el escrutinio permanente, sobre funcionarios públicos, que actuando dentro de sus competencias, pretenden evadir que sean revisadas sus propias actuaciones, sin cortapisas ni prohibiciones que no pueden ser restringidas bajo estados de excepción, ni en pandemia.

Desde la Consultoría Jurídica del Colegio Nacional de Periodistas, hacemos un llamado a la reflexión, a la ponderación, con independencia de la predisposición de la audiencia, a quienes operativizan mensajes selectivos de desacreditación masiva, hay que respetar garantías constitucionales, tratados internacionales ratificados por el estado venezolano, en materia de libertades políticas, civiles, culturales, económicas, propiedad privada, sobre la defensa al honor, la reputación, al decoro, a la prevalencia de la noción del periodismo de servicio público, al necesario e inmediato cese de la publicación que transmiten noticias falsas o fake news, por cualquier medio, de campañas estigmatizadoras, con absoluta impunidad, titulares engañosos que sirven de señuelos, divulgación de hechos amañados para favorecer una tendencia político partidista.

 

[1] Estudió Derecho en la Universidad de Roma y en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UCV. Magíster en Comunicación Social, Doctorado en Ciencias Políticas (1989).Docente Escuela de Comunicación Social UCV, durante 3 décadas. Autora obras: “Ética para periodistas” (1980) “De regreso de la Revolución (2015) y “Dimensiones de la comunicación y el periodismo”. Premio Nacional de Periodismo 1990.

 

Por Andrés Raúl Páez – Consultor Jurídico CNP

Tuiter @andresraulpaezp

 

 


-