”El Nacional” Cátedra de ciudadanía y periodismo.

Por:
Tue, 01 Jun 2021 13:12:20 -0400

 

Pensar en el Diario “El Nacional” evoca muchas ideas vinculadas a la infancia, al proceso de comprensión de la lectura, a las emociones de conocer el poder de la educación, de la transformación constante del ser humano, darle colorido y agradecimiento permanente a la variedad de escritores que han colaborado con ese prestigioso equipo de comunicadores sociales, reporteros gráficos, trabajadores de la prensa libre, colaboradores, accionistas, editores, directores, que tiene 78 años ininterrumpidos dando ejemplo de ciudadanía y de periodismo serio, plural e independiente.

Imposible olvidar la riqueza intelectual de la columna semanal “Pizarrón”, publicadas por “El Nacional” de Don Arturo Uslar Pietri, abogado, investigador, docente UCV, brillante escritor, político ejemplar, maestro permanente inspirador de valores y principios, en defensa del sistema republicano, de la Venezuela civil, de los verdaderos constructores de ciudadanía.

La variedad de aportes para los lectores de “El Nacional”, se multiplican en una sociedad marcada por las desigualdades, por la pobreza, por los sainetes del populismo, de la demagogia, del militarismo, de la improductividad, de los caudillos que han pretendido imponerse en estas 8 décadas en América Latina, sin transparencia, con mucha corrupción e impunidad frente al derecho de las comunidades que reclaman rendición de cuentas, y políticas públicas eficientes.

En este sentido, los venezolanos hemos presenciado la realidad del acontecer nacional e internacional, desde las perspectivas de la investigación del periodismo, de la noción de servicio público, del equilibrio, respeto de la divulgación de la cultura, de los reclamos sociales, de la economía, de la producción, los deportes, de la investigación, de los avances tecnológicos, de la importancia de la defensa del sistema democrático, del respeto a la diversidad de pensamientos, y sucesos que impactan la vida nacional.

Sin embargo, al autoritarismo, y especialmente a los regímenes de tendencia totalitaria, les causa animadversión, que se sepa qué ocurrió en Venezuela, que fue ejemplo de modernidad durante la vigencia del sistema democrático, líder en la principal industria del petróleo (PDVSA), del emporio productivo de la CVG, excelentes universidades públicas y privadas con calificados rendimientos académicos e investigación, PIB entre lo más altos de la región, comparado con los indicadores en las 2 últimas décadas (hoy por debajo de Haití), por la corrupción alarmante, la impunidad, el fracaso estrepitoso de políticas públicas, colapso de servicios públicos básicos: sin agua, sin luz, sin gas, sin efectivo, con la mayor inflación del planeta por 4 año consecutivo, y séptimo año de recesión, crisis humanitaria grave compleja, 306 presos políticos, más de 12.000 seres humanos o presos de conciencia sin debido proceso, que es una drama cotidiano convertido en calamidad nacional.

De acuerdo al resultado de la encuesta nacional sobre condiciones de vida del venezolano (ENCOVI), a través de un equipo multidisciplinario de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), publicado en julio del 2020, específicamente en áreas: Pobreza (79,3 %), Inseguridad alimentaria (88 %), desnutrición crónica, nueva demografía (Se aceleró el envejecimiento de la población), la tasa de mortalidad infantil (de 26 por 1.000), educación (1,7 Millones de personas entre los 3 y 24 años menos en todo el sistema), empleo (44% de la Población de 15 años y más es económicamente inactiva).

Al cuadro anterior, hay que añadirle la emigración forzada de más de 5 millones de venezolanos, que han sido obligados a fijar residencia en lugares remotos, buscando nuevas oportunidades, seguridad, bienestar, en donde solo somos superados a nivel mundial por Siria.

Recordemos que en el año 2020 se cometieron más de 944 violaciones a la libertad de expresión, más de 122 detenciones arbitrarias. Este 20 de mayo, día de la radio no hay nada que celebrar porque en los últimos años se han cerrado más de 165 emisoras de radio, 18 televisoras, y 42 periódicos, según la ONG Espacio Público. Estos primeros 4 meses del 2121, hubo más de 30 ataques contra periodistas, 23 medios de comunicación, contra 9 ONG, en donde los victimarios son organismos del estado.

La discriminación por razones políticas, es una constante del régimen de tendencia totalitaria para importar y distribuir vacunar selectivamente, que son inoculadas de forma privilegiadas, excluyente, exigiendo a los desposeídos, comunidades de bajos recursos, ciudadanos en general el “carnet de la patria”.

La Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas, además de los equipos del CNP Seccionales: Caracas, Zulia, Cojedes, Aragua, Anzoátegui, Apure, y otras han emitido diversos alertas, vista la creciente escalada represiva, hechos de violencia, delitos cometidos en perjuicio de los trabajadores de la prensa, de los medios de comunicación, específicamente en fechas 30-12-2020, 14-01-2021 conjuntamente con la Cátedra de Derecho Constitucional de la UCV, el 29-03-21, y especialmente el día 20-04-2021 a raíz del adefesio de sentencias y violaciones de garantías constitucionales y procesales del TSJ, con ocasión de la toma militar y policial contra El Nacional.

En este sentido, no por casualidad, sino como consecuencia de las deliberadas trabas para obtener las divisas necesarias para la importación papel para las rotativas de El Nacional, dejó de imprimirse. Tampoco fueron respetuosas del estado de derecho (hoy inexistente) las providencias administrativas emanadas de Conatel contra El Nacional, para imponer una hegemonía comunicacional.

Así diversos periodistas y comunicadores pertenecientes a “El Nacional” han sido víctimas de las esferas del poder, de los altos jerarcas del despotismo, a través de juzgados en Venezuela, que no poseen imparcialidad e idoneidad, que han emitido diversas medidas o aberraciones jurídicas que no se ajustan a los estándar internacionales en materia de libertad de expresión, libertad de información y prensa libre, según diferentes sentencias emanadas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos .

Podemos citar algunos periodistas que fueron golpeados por los tentáculos del poder central, como Marianella Salazar, Hercilia Garnica, Ibeyise Pacheco, y específicamente en el año 2015, el Sr. Diosdado Cabello quien se desempeñaba como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y primer VicePresidente del Partido PSUV, interpuso una demanda contra el diario “El Nacional”, “Tal Cual” y el portal web “La Patilla”, porque estos medios lo acusaron de presuntas vinculaciones con el narcotráfico y el cartel de los soles, luego de transmitir una información proveniente del Diario “ABC de España”, y del Diario “The Wall Street Journal”, según un reportaje titulado: “Funcionarios venezolanos sospechosos de convertir al país en un centro global de cocaína”, firmado por los periodistas Juan Forero y José de Córdoba.

Recordemos que la Alta Comisionada de los derechos humanos de la ONU, en su informe presentado el 5-07-2019, estableció (pág. 6 Capítulo III) sobre la violación de los derechos civiles y políticos por parte del actual régimen, en materia de libertad de opinión e información, relacionado con el ejercicio de periodismo, cuyas labores de la búsqueda de la verdad, de los hechos noticiosos, guardan relación directa con el cierre y confiscación arbitraria de bienes propiedad de “El Nacional”, es importante destacar:

“… se ha tratado de imponer una hegemonía comunicacional imponiendo su propia versión de los hechos y creando un ambiente que restringe los medios de comunicación independientes. Esta situación ha continuado empeorando en 2018-2019. Han tenido que cerrar docenas de medios impresos y el Gobierno clausuró emisoras de radio e hizo que dejaran de emitir canales de televisión. Aumentaron las detenciones de periodistas, incluyendo de periodistas extranjeros quienes fueron expulsados o dejaron el país inmediatamente después de su liberación. Actualmente hay centenares de periodistas venezolanos/as exiliados/as. Internet y las redes sociales se han convertido en los principales medios de comunicación e información de la población, limitando aún más el acceso a la información independiente de las personas que no tienen acceso a internet. La velocidad de la internet está disminuyendo paulatinamente, incluyendo por la falta de inversión en infraestructura. Asimismo, en los años recientes, el Gobierno ha bloqueado sitios web de noticias independientes y ha bloqueado regularmente las principales redes sociales.”

Finalmente desde la Consultoría Jurídica del CNP, destacamos el alerta emitido recientemente el día 16-05-2021, a través del “XL Secretariado Nacional del Colegio Nacional de Periodistas”, en donde protestan enérgicamente contra la detención arbitraria de once periodistas, entre ellos Roland Carreño que tiene mas de 206 días en mazmorras del régimen, exigen el cese de la utilización de procedimientos judiciales contra los trabajadores de la prensa, condenan la violación sistemática DDHH, exigen la investigación de los robos, daños e invasiones contra las sedes CNP ubicadas en: Sucre (incendio), en Apure, Amazonas, Lara, Miranda, Carabobo, Paraguaná, Nueva Esparta, Zulia, Costa Oriental del Lago, Bolívar, Aragua y Ciudad Guayana.

El Secretariado Nacional del CNP rechazó enérgicamente la hegemonía comunicacional, especialmente la confiscación de los bienes propiedad de “El Nacional”, porque la supuesta “reparación del daño infringido no puede oponerse a las opiniones que se venían publicando durante más de siete décadas, siendo una de las referencias del periodismo venezolano.”

El alerta nacional e internacional del Secretariado Nacional del CNP denunciando el 16-05-2021, las medidas judiciales arbitrarias contra “El Nacional” y eventualmente contra el portal digital “La Patilla”, fue suscrito por su Junta Directiva Nacional, por miembros del Tribunal Disciplinario, y por las Seccionales de los Estados: Aragua, Zulia, Cojedes, Portuguesa, Ciudad Guayana, Nueva Esparta, Mérida, Anzoátegui, Costa Oriental del Lago, Paraguaná, Miranda, Táchira, Monagas-Delta Amacuro, Distrito Capital, Barinas, Bolívar y Vargas.

A pesar que la tiranía pretenda imponer la agenda de la censura la verdad resplandecerá. Ciertamente ¡Infomar No es Delito!

Por Andrés Raúl Páez Consultor Jurídico CNP

Twitter @andresraulpaezp


-